Actualidad Universal

Loading...

jueves, 25 de junio de 2009

DEBEMOS CUIDARNOS

El siguiente cuestionario te ayudará a saber qué tan alto es tu riesgo de contraer una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes, el herpes genital.

El herpes genital es una de las ETS más comunes porque se puede contagiar muy fácilmente. El virus del herpes se transmite por el contacto con una persona infectada a través de las relaciones sexuales de cualquier tipo. Ya sea por el roce o contacto directo con la piel infectada, o a través del sexo oral (de la boca a los genitales o de los genitales a la boca). Por eso se recomienda tener mucho cuidado con el contacto sexual cuando se tiene herpes, para evitar contagiar a la pareja sexual.

El problema es que, aunque el herpes causa llagas o ampollas en la piel de la persona infectada, muchas veces puede no dar síntomas, y por lo tanto la persona puede no saber que está infectada. Se calcula que actualmente en los Estados Unidos como 45 millones de personas tienen herpes, y eso sin contar a las que aún no lo han descubierto.

Nadie es inmune al herpes. Hazte las siguientes preguntas para saber cuál es tu verdadero riesgo de contraer esta enfermedad.

¿Tienes varias parejas sexuales? Si tienes una vida sexual activa, con varias parejas sexuales al mismo tiempo, o cambias de pareja frecuentemente, estás en alto riesgo de contraer herpes genital. Es muy probable que alguna de tus parejas esté infectada y te lo haya transmitido.

¿Tienes sexo con protección? El preservativo o condón puede ayudarte a prevenir el herpes genital cuando cubre el área infectada. Si no lo usas, estás más expuesto a contagiarte.

¿Te has realizado un examen? Es muy difícil saber si tienes herpes genital ya que muchas veces no se tienen síntomas. Si tienes una vida sexual activa, y crees que puedes haber estado expuesto(a) al herpes genital, has tenido otra ETS o tienes dudas, lo más mejor es que visites al médico y hables con él o ella acerca de hacerte un examen de detección.

¿Conoces la historia sexual de tu pareja? Es importante saber si tu pareja ha tenido herpes previamente. El herpes no se puede curar, sólo tratar y controlar, y puede volver a surgir en cualquier momento.

¿Tú o tu pareja tienen o han tenido alguna herida, llaga, picazón (comezón) o dolor en los genitales? Si han tenido alguno de estos síntomas y han continuado teniendo relaciones sexuales, es bastante probable que alguno de los dos (o ambos) tengan herpes genital. Tan pronto aparezcan síntomas de este tipo, lo más recomendable es ver al médico y dejar de tener contacto sexual directo hasta aclarar las dudas.

¿Tu pareja te ha realizado sexo oral con una llaga en la boca? Las llagas o fuegos en la boca pueden ser herpes oral (o herpes labial) y se trasmiten fácilmente a los genitales.

¿Tu pareja tiene herpes y sólo usa medicamentos de venta libre (que se venden sin receta)? Esos medicamentos pueden reducir los síntomas en tu pareja, pero no te protegen a ti. Tu pareja necesita ir al médico para que lo(a) evalúe y probablemente le recete antivirales que sí te protegen a ti.

Seguramente estas preguntas te pusieron a pensar. Ahora lo importante es que te asegures de que estás saludable y que empieces a cuidarte, por tu salud sexual y la de tu pareja. Para que puedan seguir disfrutando del sexo saludablemente.

FUENTE DOCTORA ALIZA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Contador de Visitas Permanente